¿Qué significa ser bueno en la cama? Expectativa o realidad

0
486
ser-bueno-en-la-cama-HotSweetHome

No vendas una idea irreal de la sexualidad. Ser bueno en la cama depende únicamente de ti mismo

Por HotSweetHome
@hotsweethome_

Cuando se habla de que una persona es “buena en la cama”, lamentablemente, nos referimos al resultado de la combinación genital, es decir, nos enfocamos en el sexo y la penetración y dejamos a un lado lo que realmente tiene validez en el encuentro sexual.

Esta comprobado que para muchas personas sobre todo en mujeres, aunque también en hombres, la clave de su placer y satisfacción está en otros aspectos como una buena seducción, la generosidad en caricias por todo el cuerpo, juegos y besos. Esto es, todo aquello que injustamente se ha venido calificando como preliminar en las relaciones.

Aspectos a valorar

  • La buena educación sexual de las personas permite que tengan más recursos para entenderse en la cama con sus parejas.

  • Saber disfrutar una misma o uno mismo. La idea es que ambos se den placer y saber disfrutar sin categorizar a nadie por ser bueno o malo en la cama.

  • Tratar bien a la pareja, independientemente de si la relación es esporádica o estable, es un elemento altamente estimulante para muchas y muchos.

  • Cuidar los aspectos de seducción, honestidad, el contacto corporal, las caricias, hablar al oído, entre otras cosas, son relevantes en la relación y más aún cuando se quiere empezar a compartir momentos agradables y eróticos con alguien.

  • Comunicarse y hablar con la pareja sobre gustos y preferencias, es decir, mostrar interés por lo que la otra persona desea y viceversa.

Bien o malo dependerá de con quién

La sexualidad no se trata de seguir una serie de parámetros. Ser “bueno” o “malo” en la cama dependerá de con quién conectes tu intimidad, si compartes gustos y estilos similares con la persona que deseas tener un encuentro.

Por eso la comunicación en la cama sería una de las herramientas principales, que posee cada persona y que te anima al buen placer. La clave está en no depender del otro, sino de una misma o uno mismo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí