La delgada línea entre conquistarla y acosarla

0
104
conquistarla-y-acosarla-HotSweetHome

Hoy en día, existe una delgada línea entre conquistarla y acosarla. Aquí te enseñamos cómo ser un galán, sin dar la impresión de que eres un acosador de oficio

Por HotSweetHome
@hotsweethome_

Las redes sociales, han llevado a otro nivel el alcance de quienes desean llegar a alguien que les gusta mucho. Pero, ¡mucho cuidado! Este tipo de práctica puede llegar a verse como un “acoso”. Para no caer en esta desagradable situación, te mostramos los principios básicos del tradicional cortejo, pero sin llegar a ser considerado como todo un acosador.

1.- Si no te responde, ¡NO INSISTAS!

Es habitual enviar mensajes con saluditos de: “Hola”,  “¿Cómo estás?”. Si la saludas y no te contesta, ¡no insistas! Muchas mujeres tienden a tomar este tipo de mensajes insistentes como una especie de acoso. ¡Ten mucho cuidado!

2.- Mensajes sin sentido

Muchos hombres tiene la mala costumbre que, al parecer, no entienden cuando una mujer los manda a la mie&%$$;)”$#.  Si una mujer no responde de inmediato tus saludos, te deja en azul o simplemente, ni siquiera lee o escucha tus notas de voz, es mejor que dejes eso así y sigas con tu vida.

Ni se te ocurra enviarle mensajes como: “¿Te hice algo malo?”, “¿Ya no quieres hablar conmigo?”, etc, etc, etc. Eso es lo peor que puedes hacer. Si no responde un simple saludo, es que no le interesas en lo más mínimo.

¡Cuidado con estos!

Otro tipo de mensajes que jamás debes enviarle a una chica que te gusta, son en los que, sin tener ninguna relación romántica con ella, le preguntas: “¿Por qué no me atienes el teléfono?”, “¿Con quién estabas hablando, te llamé y sale ocupado?” “¿A qué hora sales del trabajo para ir a buscarte?” ¡Dios, ni se te ocurra! Si no estás en una relación sentimental con la dama en cuestión, estos son mensajes que fácilmente pueden tomarse como ACOSO.

A modo de recomendación, solo atrévete a cortejar a las chicas que muestran reciprocidad con tus sentimientos; de lo contrario, no te aventures en una cruzada donde el único perjudicado, serás tú.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí