Alguna vez te has preguntado, ¿Qué tan amantes son ellas del sexo anal?

0
220
ellas-del-sexo-anal-HotSweetHome

Para ellos es como ganarse la lotería por lo excitante que es que la mujer se deje penetrar por detrás

Por HotSweetHome
@hotsweethome_

Todos hemos pasado por el momento del juego inocente con una pareja hasta tener un final feliz. Pero, no todo llega hasta ahí, después de probar lo delicioso que es tener relaciones habituales, es donde surgen esas ganas de querer experimentar algo nuevo, lo desconocido para algunos y lo que para otros puede ser prohibido y osado. Es allí donde se rompe la rutina y comienza una nueva experiencia que para ambos puedan intensificar ese deseo sexual donde ambos son cómplices.

Información

Quizá la primera vez no exista mucha información sobre el acto, pero es ahí donde nos atrevemos a introducir el pene en el ano, escuchar el primer grito que hace detenerte, volver a intentarlo una segunda vez, pero en esta oportunidad con un poco más de cuidado y delicadeza, recibiendo de vuelta nuevamente un grito como si estuviesen matando a alguien. Y es así como con el tiempo se aprende a hacerse bien, lo que anteriormente se hacía mal. Y no es porque tienes un pene sumamente grande o por lo rústico que lo hayas introducido, es por la falta de lubricación. Es probable que en el siguiente episodio, optes por usar un poco de saliva y, exacto, no verás mejoría en nada. Simplemente, intentaste formas que, no son nada apropiadas para realizar esta práctica.

Por eso, para que el acto no se convierta en la historia de drama sin final, es conveniente que primero respondas ciertas preguntas:

¿De dónde proviene ese encanto por el sexo anal?

Para Psychology Today, el doctor David J Ley explica en un artículo que el sexo por detrás dentro de parejas heterosexuales no es algo nuevo, sino que esto viene de hace miles de años. Y la razón principal de esto, era porque las personas preferían hacerlo por ahí, que correr el riesgo de quedar embarazadas, y afirma que esa misma razón sigue siendo la misma motivación persistente para que muchos en el mundo lo practiquen. Es obvio que nuestros antecesores no eran adivinos para saber que en los años venideros se inventarían distintos métodos anticonceptivos para prevenir embarazos.

El doctor Ley explica que la razón más común para esto, es que para los hombres el que una mujer se deje penetrar por detrás, lo ven increíblemente excitante.

¿Y qué hay de ellas?

El médico cita varios estudios en su publicación, entre esos el descubrimiento de que las mujeres que “tienen sexo anal revelan que logran experimentar más orgasmos, pero, no precisamente por el acto como tal, sino por sus niveles generales de actividad sexual. Según él, el grupo de expertos consideran que las mujeres que permiten tener sexo anal suelen ser más aventureras, sexys, sensuales, más relajadas en la cama y, a su vez, con mayores orgasmos”.

¿Cómo bajarle al dolor y otros riesgos?

Todo está en la relajación, tanto mental como corporal. No lo hagas sin el consentimiento del otro, ya que puede ser tanto un abuso (con todo el peso de la palabra) como doloroso. Por eso, se debe propiciar un ambiente cómodo, acogedor y placentero. La comunicación es esencial, el explicar paso por paso lo que te van a hacer. Otra recomendación sería la estimulación por todo el cuerpo con masajes en las zonas erógenas, junto con deliciosos besos y caricias, antes de hacerlo, para así entrar en calor y excitación.

Lubricación

Después de esto viene el aplique de lo que los expertos recomiendan «lubricantes comerciales» (los que venden en las tiendas de sexo), hechos a base de agua o silicón y evitar utilizar los aceites, ya que pueden dejar ciertas infecciones. Los de silicón tienen una desventaja, y es que no se pueden usar junto con juguetes hechos del mismo material. De igual forma, es recomendable utilizar los lubricantes densos, ya que te ayudan a prevenir cualquier lesión en el recto.

Otro dato

Recuerda que por el ano es que se ve una mayor incidencia en el contagio de infecciones sexuales, más que la vagina, y esto es tanto para el que penetra como para el que es penetrado, por ende, es prudente cuidarse mejor con un condón y tomar la mayor precaución general existente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí