Digisexualidad, una manera de obtener placer a través de la tecnología

0
260

La tecnología se ha metido tanto en la rutina diaria de las personas que desde hace rato
llegó a los extremos de abarcar la vida sexual. Es así como se le dio el nombre de
“digisexualidad”, a una tendencia o manera de satisfacer deseos de una población que
busca el placer a través de sus dispositivos electrónicos.
Los usuarios no sólo usan sus celulares para interactuar en las redes sociales o para hacer
consultas a Google sobre distintas áreas, pues no es un secreto que la búsqueda de la
pornografía en Internet es un hábito que ya tiene mucho tiempo.
El término de la “digisexualidad” surge para conglomerar a todo individuo cuya identidad
sexual primaria se sostiene con la implementación de la tecnología, es decir, con el uso de
sus celulares e incluso algún tipo de robot.
En Inglaterra y otras partes de Europa ya se ofrece el servicio de “burdeles de muñecas
sexuales”, que brindan sexo con diversos aparatos. Los paquetes que promocionan por sus
servicios por hora, incluyen una infinidad de beneficios y ventajas al punto de que el cliente
puede adquirir a la acompañante plástica y llevársela a su casa.
Otra metodología que entra en el mundo de la “digisexualidad” es aquella en la que chicas
robóticas tienen presencia en Internet. Sí aunque no lo crea estas máquinas sexuales con
inteligencia artificial, poseen perfiles en sitios como Tinder para promocionar sus servicios y
obtener más clientela.
Sin duda alguna las costumbres sexuales tienden a adaptarse a las épocas, y eso es lo que
se ve actualmente con el mundo de la robótica, pues con sus diseños provocativos y
voluptuosos han logrado captar la atención de un público que requería de estas novedades.
Según estimaciones de un grupo de investigadores de la Universidad de Manitoba, Canadá,
mientras siga avanzando la tecnología sexual, la población que se considerará “digisexual”
aumentará vertiginosamente. Por su parte un ingeniero de la Universidad de Londres
llamado Adrian Cheok, afirmó que la “digisexualidad” aumentará, porque en los años
venideros será mucho más sencillo tener relaciones íntimas con un robot, pues podrá ser
programado para proporcionar el placer que desee el usuario, sin la necesidad de tener
mayores complicaciones con parejas ocasionales con las que no se quiere experimentar
ningún tipo de relación sentimental

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí